30 mayo 2015

Razones por las que NO recomiendo el libro 'Canta Irlanda' de Javier Reverte

Javier Reverte, uno de los escritores de viajes más prolíficos en el lenguaje hispano, publicó el año pasado ‘Canta Irlanda’, un libro dedicado a este país. Era relativamente fácil caer en la tentación de hacerse con uno de estos ejemplares para comprobar la visión de Isla Esmeralda a través de los ojos de un viajero tan experimentado como él. Por desgracia para mí, que gasté mi tiempo y mi dinero en él, tan solo me aportó un cabreo monumental. ‘Canta Irlanda’ no es solo decepcionante sino que, con toda seguridad, se trata del peor libro que he leído jamás sobre Irlanda. Un cúmulo de errores, omisiones, clichés y comentarios injustos que dan vergüenza ajena.

No suelo realizar críticas negativas (si algo me no me gusta, lo ignoro), así que la razón última por la que escribo este post es porque me han animado varios amigos irlandeses (y grandes conocedores de su país) que se mostraron escandalizados y molestos cuando compartí con ellos algunos fragmentos de la publicación. Otro motivo es la gran prensa que se le dio a ‘Canta Irlanda’ en su momento desde distintos portales, webs o blogs afines a Irlanda. Es algo sinceramente que me desconcierta y quiero pensar que la mayoría de los que publicitaron esta publicación ni siquiera se la habían leído y lo hicieron por seguir la corriente, lo que hasta cierto punto es natural, y es que no podría entender que gente a las que yo considero que tienen una cierta cultura sobre el país se hayan leído el libro y les parezca recomendable. No me cabe en la cabeza, en serio.

No entro a valorar la calidad literaria de Javier Reverte, ni mucho menos, sino las ‘perlas’ que ha dejado a lo largo de las páginas de un ‘Canta Irlanda’ y que, desde mi punto de vista, manifiestan un mal asesoramiento sobre la Isla Esmeralda o un extraordinario desconocimiento de la misma (o las dos cosas). La falta de rigor basada en errores continuos es abrumadora.

Voy a empezar por el terreno más subjetivo. Desde luego, uno no espera que un libro de viajes dedicado a cierto país se convierta en un reflejo de los folletos de una oficina de turismo pero, por otro lado, las críticas negativas sobre diversos lugares pueden llegar a ser muy injustas e incluso ofensivas en determinados casos: a Sligo, Drogheda y Tipperary, por ejemplo, Reverte las pone finas, y en algunos casos con saña, como es el caso de Tipperary en la que se adorna con una burla grotesca metiendo por medio la canción ‘It’s a long way to Tipperary’ (la cual, por cierto, no versa sobre la localidad sino sobre el condado).

Un capítulo aparte merecen las omisiones. Aquí van algunos ejemplos, pero hay muchos más: ¿se puede escribir un libro dedicado a un país sin casi mencionar el mayor de sus condados? Reverte lo ha hecho al dejar fuera a Cork (incluyendo su capital que ni siquiera pisó), ¿se puede hablar de la Guerra de Independencia sin nombrar a Carson o dedicar un capítulo al conflicto del Norte sin mencionar a  Adams, Hume, Trimble y Paisley? Sí que se puede, Reverte lo ha hecho. ¿Se pueden dedicar páginas y páginas a la literatura irlandesa y no nombrar el más famoso manuscrito del país (Libro de Kells)? Reverte puede.

La crítica a este libro podría alargarse más y más hasta alcanzar dimensiones de tesis, así que, para no llegar a esos extremos, acabo el post adjuntando un anexo que recopila algunos de los errores para que los tengáis presente por si leéis el libro en el futuro -yo contabilicé casi una centena de fallos tras una primera y única lectura-. Lo dicho, 20 euros tirados a la basura (Gracias, Reverte. He picado como un verdadero ingenuo…).

---.----

ANEXO:

El texto original del libro está en color azul:

Pág. 47 – “san Patricio […] es el patrón de todos los cristianos en la República del Sur” – Aquí hay dos errores: por un lado, República solo hay una, sin distinción entre norte y sur, por otro lado, san Patricio es patrón de toda la isla de Irlanda.

Pág. 49 – “Yeats escribió un hermoso epitafio en honor de Swift”  - Lo que escribió Yeats fue un hermoso poema basado en el epitafio de Swift (el cual había dejado escrito él mismo ‘en latín’ antes de morir) http://en.wikipedia.org/wiki/Swift%27s_Epitaph

Pág. 66 – “¿quién se comería ese boquerón criado en las gorrinas aguas del puerto de Dublín?” – Reverte confunde el puerto de Dún Laoghaire con el de Dublín. En un pasaje escrito varias páginas antes tampoco acierta con las  rutas de los ferris.

 Pág. 72“En el centro del jardincillo hay un monumento horroroso dedicado a todos los que dieron su vida por la causa de la democracia en 1916 […] Por lo general, los monumentos patrios suelen resultar tenebrosos, cargados de muerte y dolor. Quizá se debe a que, a menudo, los diseñan los políticos en lugar de hacerlos los artistas”.  - Este fragmento es tremendamente desafortunado. Por un lado el ‘Garden of Remembrance’ está dedicado a todos los que dieron sus vidas por la Libertad Irlandesa. En absoluto está focalizado en el alzamiento de 1916 ya que habría que incluir todos los anteriores comenzando por 1798. Por otro lado, esa estatua ‘horrorosa’ efectivamente tiene un significado simbólico, pero no el que se quiere dar en el libro. El monumento es obra del artista Oisín Kelly y honra a los que lucharon por la libertad del país representando uno de las más bellas y tristes leyendas irlandesas, la de los Hijos de Lir. Me temo que el señor Reverte perdió una magnífica oportunidad para dedicarle unas palabras a uno de los mitos irlandeses más famosos.

Pág. 87 El movimiento independentista irlandés se prolongó durante la guerra contra los ingleses de 1919-1922 “– La fecha correcta es 1919-1921 (más adelante aparece de forma correcta), así que esto entra dentro de la categoría de gazapo.

Pág. 92 Cerca de aquí, surgiendo desde el mar como una pirámide de roca seca y sembrada de guijarros y lajas basálticas se alza el Croagh Patrick […] Cada año vienen a escalar la montaña, hasta la capilla que hay en la cumbre, un millón de peregrinos” – Doble error: el material geológico del que está formado el pico no es el basalto y lo de 1.000.000 de peregrinos es una cifra extraordinariamente exagerada (la pudo haber sacado de aquí, pero es errónea). Para hacerse una idea, ni siquiera los Acantilados de Moher que son muy accesibles y están petados todo el año, sobre todo en verano, no alcanzan el millón de visitantes anuales. En cifras de Fáilte Ireland, el Centro de Visitantes al pie de la montaña recibió 220.000 visitas en el año 2012 (y son muchos menos los que escalan el pico).

Pág. 97 –Antes de que existieran los trenes de alta velocidad –en Irlanda por ahora sólo hay uno, el que une Belfast y Dublín-”. Falso. En Irlanda no hay trenes de alta velocidad, por otro lado el tren entre Belfast y Dublín no es más rápido que el que une Dublín y Cork. Mapa
 
Pág. 105 – “Quizá no es más que una consecuencia de la tradición celta, según la cual los guerreros vienen del norte, los granjeros del este, los intelectuales del oeste y los locos del sur” – Del Sur no procedían los locos, sino los músicos y los artistas. Reverte además en este capítulo tira de los tópicos más rancios para describir a los habitantes de Kerry.

Pág. 116 –Todos los meses de agosto, en Kerry, se celebra un festival llamado The Rose of Kerry, en el que se elige una especie de ‘Miss Rose’ entre las muchachas locales” – Doble error y bastante grave ya que el festival de ‘Rose of Tralee’ es de los más famosos de Irlanda y ese es el nombre correcto: Rose of Tralee. La participación no se limita únicamente a las muchachas locales, de hecho, es un festival internacional y lo lleva siendo muchos años.  http://en.wikipedia.org/wiki/Rose_of_Tralee_%28festival%29

Pág. 123 –El condado de Galway, junto con Kerry, Mayo y las islas Aran, es el territorio donde más extendido está el uso del gaélico” – Más imprecisiones. Las islas Aran forman parte del condado de Galway y Reverte además omite inexplicablemente el condado de Donegal (el segundo más importante tras Galway en cuanto al uso del idioma irlandés).

Pág. 151 –En 1690, el enfrentamiento de dos reyes irlandeses, el protestante Guillermo III, del Ulster, y el católico Jacobo II, concluyó con la victoria del primero en la batalla del Boyne” – Un error muy serio. Ninguno de los dos reyes era irlandés:: Guillermo III era holandés y Jacobo II, inglés.

Pág. 153 –En 1796, alentados por la Revolución francesa, los patriotas irlandeses fracasaron en un gran intento de rebelión y sus líderes se exiliaron o fueron ejecutados” – El año correcto es 1798.

Pág. 155 –cerca de dos millones más abandonaron la isla en los años siguientes acosados por la miseria, zarpando de los muelles de Dublín y de Liverpool, rumbo a América” – Reverte omite el principal puerto usado por los emigrantes : Cobh. Tampoco menciona los de Derry o Belfast.

Pág. 189 –En The Wild Rover […], el estribillo lo acompaña siempre el público, con sus voces, dando tres golpes rituales con la palma de la mano en la mesa” – Son cuatro palmadas. Parece una tontería, pero es un error importante.

Pág. 199 y 209 – Reverte confunde a los santos Columba y Columbano, por ejemplo: “se construyó en el siglo XIX sobre las ruinas del monasterio fundado por san Columbano en el año 575”. Los dos santos son irlandeses y confundirlos es algo relativamente frecuente, pero es que el lugar que describe Reverte está plagado de signos orientativos, por ejemplo:


 
Por cierto, en algún cartel del lugar aparece el 574 como el año que se fundó el asentamiento.

Pág. 226 – “En el Ulster ‘malconviven’ una comunidad mayoritariamente protestante, aliada histórica de Inglaterra, y una minoría católica históricamente maltratada por Londres y por los protestantes norirlandeses” – Error burdo y tendencioso. Según estadísticas oficiales, en el Ulster la población católica supera en número a la protestante se mire por donde se mire, aunque solo se cuenten los 6 condados bajo administración británica. http://en.wikipedia.org/wiki/Religion_in_Northern_Ireland

Pág. 235 –Abandoné Derry y […] crucé junto al llamado Monumento de la Reconciliación, que muestra las estatuas en bronce de dos hombres, un católico y un protestante, estrechándose las manos. Sigue siendo todavía una aspiración antes que una realidad” – Monumento de la Reconciliación es una traducción muy creativa del título original ‘Hands across the divide’. Lo más curioso de todo es que los dos hombres no se llegan a dar la mano, ahí radica la fuerte simbología del mismo.

Pág. 237 – Reverte cambia de cabo a rabo la conocida leyenda de Finn McCool y la Calzada del Gigante.

Pág. 240 – Aquí Reverte confunde el condado de Derry con el de Kerry para referirse al lugar de nacimiento del poeta Seamus Heaney – Un gazapazo.

Pág. 251 – “The Dubliners, el grupo de música folk más famoso de Irlanda del Sur” – El término de Irlanda del Sur es anacrónico. Solo se usó de forma oficial durante unos meses en los años 1921 y 1922. Utilizar esta denominación hoy día es una barbaridad (en el libro se repite varias veces más, por ejemplo, en las pág. 245 y 265): http://es.wikipedia.org/wiki/Irlanda_del_Sur

Pág. 257 – En 2 ocasiones Reverte coloca la rebelión de 1798 en el año 1789. Y yo pensaba que los libros pasaban por un proceso de revisión antes de publicarse, pero debo estar equivocado.

Pág. 291 – Reverte escribe sobre Newgrange y comenta: “las grandes piedras de cuarcita blanca de la fachada […] fueron traídas desde Wicklow, desde una distancia de setecientos kilómetros” – Considerando que en la isla de Irlanda la distancia entre el extremo más meridional y el más septentrional es de aproximadamente 466 kms., los pobres pobladores del neolítico tuvieron que dar un rodeo de 3 pares de cojones gran rodeo para navegar 700 kms desde Wicklow hasta Meath.




Pág. 298 – “Al fin, me detuve a comer en el pequeño pueblo de Skirren, un puerto pesquero del norte de Dublín” – Reverte se refiere al pueblo de Skerries (rebautizado por él como Skirren).

Pág. 313 – “les llevó a condenar la rebelión de 1789” – Y dale con cambiarle la fecha a la rebelión del año 1798, ¡leñe!

Pág. 314 – “Cuatro bulas papales condenaron a la IRB (Hermandad Republicana Irlandesa, antecedente del IRA) entre los años 1738 y 1825” – Fechas curiosas dignas de un capítulo de ‘El Ministerio del Tiempo’ y es que la IRB fue fundada en 1858.

Pág. 338 – “Kerry, el equipo más laureado de la historia del fútbol gaélico, le dio una soberana paliza al pobre Mayo, que jamás ha ganado un solo campeonato desde que, en 1887, nació este deporte” - La Asociación de Deportes Gaélicos (G.A.A.) se creó en 1884 y el primer partido de fútbol gaélico se jugó en 1885. Por otra parte, Mayo ha jugado 14 finales y ha ganado 3 títulos de All Ireland: 1936, 1950 y 1951.  Sería como hablar de la Liga Española y comentar que la Real Sociedad no ha obtenido nunca el título. Un ‘error de campeonato’ para acabar a la altura del resto del libro, ni más ni menos.
 

11 comentarios:

  1. El libro no se, pero este artículo no hay quién lo acabe.... menudo truño!!!

    ResponderEliminar
  2. Ese tipo se subió al carro de la "moda" y empezó a dar patadas a todo lo que se cruzó en su camino. Dejé de leer (completas) todas las meteduras de pata en la 4ª, aunque sólo con la 1ª ya me dio ganas de pasar. Menudo "atontado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es la gente que dice que el libro es un fiel reflejo del país, etc., etc. Para FLIPAR!!

      Eliminar
    2. Algun@s tienen el espejo muy sucio o totalmente roto, o necesitan una visita urgente al oculista. ;)

      Eliminar
  3. Pues a mi me ha servido para tirar del hilo y descubrir un monton de buena musica irlandesa.Si bien detecte algun error en algunas de las letras de canciones propuestas al buscarlas por internet, no le di mas importancia.Asi que la lista podria crecer y crecer.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena; muy buena -y reveladora- entrada.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece muy buen libro y me fue de utilidad,no entiendo tus criticas

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Irlanda, voy allí todos los veranos desde hace 9 años y compré el libro para satisfacer mi curiosidad. Confieso que me entretuvo, pero encontré un comentario atribuido a un irlandés en la página 47 que me hizo pensar que el libro no debía ser demasiado riguroso: según ese paisano, en 2004 todavía seguía jugándose el 5 naciones de rugby (ya en esa época se jugaba el 6 naciones, según he podido leer ahora desde el año 2000) y, lo que era más extraño, los irlandeses del Ulster iban en autobuses a al sur de Irlanda a animar a Irlanda contra Inglaterra, como si fuera algo extraordinario ("animamos a Irlanda, estaríamos buenos"): todo el mundo sabe que el equipo irlandés del seis naciones está integrado tanto por jugadores de Eire como del Ulster, por lo que lo raro es que animaran a Inglaterra.
    Entonces preferí pensar que el inglés de Reverte no era mucho mejor que el mío, pero ahora veo que el problema era otro.

    ResponderEliminar
  7. Desde mi ignorancia no pude valorar muchos de los errores que mencionas pero sin duda, en comparación con otros suyos, es muy malo. Por otro lado para alguien que quisiera hacerse una idea de la Historia e idiosincrasia de Irlanda ¿Qué libro o libros recomendarías? Muchas Gracias.

    ResponderEliminar